13/8/14

Los tres deseos de Tarín

Érase una vez un pescador que tenía un hijo muy perezoso llamado Tarín. Un día, Tarín salió a pescar con su padre. La pesca se dio muy bien y cogieron muchos boquerones, sardinas y salmonetes.
-¡Devuélveme al mar, Tarín!
-¡Cómo, un pez que habla! -dijo Tarín-. Te llevaré a casa y haremos una buena sopa contigo.
-Suéltame, Tarín -volvió a  decir el pez-, y te concederé tres deseos. Cuando quieras algo, di "porque así lo manda el pez", y lo conseguirás.
-Está bien, te soltaré, pero tienes que demostrarme que no me engañas.
-¿Cuál es tu primer deseo? - preguntó el pez.
-Porque así lo manda el pez, quiero que las redes se doblen y se guarden solas.
Y, como por arte de magia, su deseo se cumplió.
Tarín echó el pez al agua y volvió a su casa. Estaba muy contento. Pensaba que a partir de entonces tendría todo lo que quisiera sin ningún esfuerzo.
Aquella noche hacía frío, y antes de que se apagara el fuego, la madre le dijo:
-Tarín, ve al bosque a cortar leña.
-¿Con este frío? -refunfuñó Tarín.
-Más frío vamos a pasar si no la traes.
Pero Tarín, en lugar de ir al bosque, se metió en su habitación y dijo:
-Porque así lo manda el pez, quiero que el hacha corte un buen montón de leña y la meta en la leñera.
Al momento, la leñera estuvo llena.
A la mañana siguiente, la madre necesitaba agua para cocinar, y le pidió a Tarín que la sacara del pozo.
El chico, que estaba entretenido mirando cómo las hormigas entraban y salían del hormiguero, dijo:
-Porque así manda el pez, quiero que el cubo se llene de agua y vaya solo a la cocina.
Sin darse cuenta, había gastado sus tres deseos.
A los pocos días, volvió de pesca con su padre. Echaron las redes y, sin que nadie lo oyese, dijo su fórmula mágica. En ese momento, escuchó la voz del pez que decía:
-Tus tres deseos están agotados, Tarín, pero no importa, porque podrás conseguir todo lo que tu quieras con tu esfuerzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si haces un comentario procura que no sea anónimo espero te guste nuestro blog y que votes en Google Plus.
Gracias por tu visita.