24/3/16

El traje nuevo del emperador


En un país muy lejano reinaba un emperador muy presumido. Se pasaba el día dando órdenes a sus sastres:
-Buscad los gusanos que fabriquen la seda más suave y hacedme una camisa con ella.
-Traed las ovejas más blancas del reino y hacedme un abrigo.
-Este pañuelo me raspa la nariz. Su algodón debe ser más fino.
El emperador se pasaba el día en el salón de los espejos mirándose en ellos. Todos los ciudadanos conocían este defecto del emperador.
Un día, dos astutos sastrecillos quisieron aprovecharse de la estupidez del emperador y maquinaron un engaño.
Se presentaron en el palacio diciendo que habían creado una tela maravillosa. Esta tela solo podía ser vista las personas inteligentes. Para los tontos, la tela era invisible.
El emperador rápidamente le encargó un traje.
Los sastres le tomaron las medidas, le pidieron hilos de oro para coser la maravillosa tela y fingieron que se ponían a trabajar. Por fin, un día, aparecieron con el deseado vestido.
-Mirad majestad, ¡qué traje tan maravilloso! ¡Tocad tela tan suave! ¡Ved qué bien os sienta!
El emperador, que se había quedado desnudo para probarse el traje, no veía nada, pero para que los demás no creyesen que era tonto, guardó silencio.
Sus ayudantes lo miraban asombrados y tampoco veían nada, pero todos decían:
-¡Qué taje más hermoso! ¡Qué elegante estáis con él!
El primer ministro pidió al emperador que saliese al balcón para que la gente admirase su vestido y el emperador, asustado, salió.
La gente se quedó en silencio al ver al emperador desnudo. Entonces, un niño exclamó:
-¡El emperador está desnudo! ¡No lleva nada encima!
y la gente, al oír esta gran verdad, empezó a reírse a carcajadas. El emperador, avergonzado, se dio cuenta de su estúpida vanidad. Y recompensó a aquel niño por ser el único ciudadano sincero.

1 comentario:

  1. Maria Alicia29 marzo, 2016

    Muy buena historia. A mis sobrinos les ha gustado mucho

    ResponderEliminar

Si haces un comentario procura que no sea anónimo espero te guste nuestro blog y que votes en Google Plus.
Gracias por tu visita.